Anillamiento de la reina – Un método alternativo para inducir la parada de la puesta

Aleksandar Uzunov y Chao Chen

Traducido por Egoitz Galartza y Markel Lizasoain

El artículo original Anillado de la reina – Un método alternativo para inducir la parada de la puesta de Uzunov y Chao (2023) fue publicado en Bee World.

La creciente concienciación de los consumidores sobre las ventajas de los productos apícolas sanos y sin productos químicos ha animado a las comunidades apícola e investigadora a explorar alternativas más seguras a los tratamientos químicos convencionales contra la varroosis, que podrían comprometer negativamente los «frutos» de la colmena. Esta tendencia, particularmente evidente durante la última década, ha estimulado investigaciones acompañadas del desarrollo de diferentes ideas y enfoques prácticos, tanto en la gestión apícola comercial como en el ámbito de la investigación, donde la propagación de métodos biotécnicos ha dominado la agenda apícola para combatir a los ácaros. De las opciones disponibles, los métodos para la interrupción de la cría, en particular el enjaulado de reinas, parecen tener el potencial más significativo para su integración en las operaciones apícolas regulares (Uzunov et al., 2023). La practicidad y sencillez del método son los factores clave de su evidente popularidad entre los aficionados, los apicultores a pequeña escala y los operadores de tamaño comercial. Además, estudios recientes han demostrado que la eficacia del enjaulado de reinas, combinado con la aplicación de ácido oxálico o timol en condiciones sin cría, iguala la de los tratamientos convencionales, incluidos los llamados acaricidas «duros» (Büchler et al., 2020; Giacomelli et al., 2016).

El enjaulado de las reinas de las abejas melíferas es una técnica bien conocida y utilizada en muchos países, entre los que Italia ocupa probablemente la primera posición. Los apicultores italianos enjaulan a las reinas para aplicar el tratamiento de verano, sobre todo en regiones con presencia permanente de cría en las colonias. También ponen en práctica un período artificial sin cría para aplicar el tratamiento de invierno (o incluso a principios de primavera) (Lodesani et al., 2019). No obstante, además de los muchos aspectos positivos de este método en comparación con otros métodos biotécnicos para el control de varroa como son los bajos costes, la escasa inversión de mano de obra y la simplicidad, también hay aspectos negativos. Los apicultores se preocupan por el buen estado físico de la reina, su supervivencia, la atención adecuada por parte de la cohorte de abejas y su capacidad para poner huevos tras ser aislada en la jaula. Por último, la posición fija de la jaula, normalmente instalada en un panal o entre dos panales, disminuye la posibilidad de un confinamiento prolongado de la reina, especialmente durante el tratamiento invernal, ya que la reina enjaulada no puede seguir la migración del racimo de abejas dentro de la colmena.

Los apicultores familiarizados con la técnica de enjaular reinas sueñan con impedir que la reina ponga huevos, pero dejándola moverse libremente y distribuyendo feromonas dentro de la colmena. Este sería probablemente un paso adelante y aumentaría aún más su popularidad. Hasta cierto punto, esto ya se aplica con el uso de jaulas para reinas más grandes o el uso de una rejilla colocada en la parte superior del panal, con lo que la reina se encuentra en un entorno más natural pero aún restringido (Figura 1). Además, la reina puede estar confinada en una jaula de uno o varios cuadros utilizada para la técnica del panal trampa (Maul et al., 1988). No obstante, los apicultores deben ocuparse de las crías criadas dentro de la jaula, destruyéndolas o retirándolas al final del período de confinamiento.

Una solución resuena como anillo al dedo

Una posible solución a los problemas prácticos señalados anteriormente procede de China, donde los apicultores han obtenido resultados positivos utilizando un sencillo dispositivo de plástico en forma de tubo para cubrir el abdomen de la reina (Figura 2). Este producto, disponible en el comercio, impide los movimientos adecuados del abdomen necesarios para acercarse a las celdillas y la consiguiente puesta de huevos. Aunque dificulta la puesta de huevos, el anillo no parece alterar la capacidad de la reina para moverse libremente dentro de la colmena. El nombre informal del dispositivo 蜂王产卵节制套 podría traducirse como «Dispositivo anticonceptivo» o ‘Tubo anticonceptivo’ o incluso ‘Controlador de la oviposición». Sin embargo, teniendo en cuenta la destreza y la técnica para ajustar el anillo, sugerimos el término «anillamiento de la reina».

Figura 2. Una reina (A. mellifera) con un anillo montado en su abdomen (Patente nº CN02279515.4, Chen (2003)).

Anecdóticamente, los apicultores chinos utilizan la técnica de anillado de reinas desde hace más de una década. Esta profunda experiencia se vio confirmada por el número de artículos breves en los que se mencionaba el anillado o se describía brevemente la técnica en las principales revistas de apicultura de China. Curiosamente, entre algunos apicultores, el anillamiento de reinas incluso se discutió como un posible método para evitar que las reinas se peleen en un intento de almacenar más reinas en una colmena (Li, 2006). En cualquier caso, los fabricantes afirman claramente que el objetivo principal del anillo es impedir la oviposición para forzar una interrupción de la cría. Sin embargo, en las condiciones climáticas de Pekín, al anillar a la reina desde principios de octubre hasta principios de marzo, algunos apicultores utilizan la técnica principalmente para alargar la interrupción invernal de la cría como medida de control de varroa, un estado que imita algunas condiciones de latitudes más septentrionales. Sin embargo, la técnica en sí también ayuda a introducir diferentes estrategias para controlar el ácaro Tropilaelaps (Luo et al., 2011, comunicación personal con Luo, Q. H.). Aparentemente, para combatir los ácaros durante el invierno, los apicultores emplean diversas tácticas que combinan la condición prolongada sin cría en la colonia. Éstas están bien adaptadas a las condiciones ambientales y pueden implicar el uso de diferentes acaricidas. Además, los apicultores no suelen practicar el anillado de reinas como método estival, ya sea corto o largo, puesto que ocasionalmente observan la aparición de realeras, cuyo manejo requiere esfuerzos adicionales. En cualquier caso, este intrigante aspecto está siendo investigado actualmente (Uzunov et al., en preparación). Por último, hay que tener en cuenta que, debido a la gran variedad de condiciones ambientales y apícolas en China, el anillado de reinas se ha utilizado en distintas estaciones, circunstancias y formas.

Diseño del anillo

El anillo es un tipo simple de cono hueco hecho de plástico de alta calidad que se coloca alrededor de la sección frontal (craneal) del abdomen de la reina. El tubo está abierto por ambos extremos, con el extremo más ancho (que rodea la sección media del abdomen de la reina) totalmente abierto y tiene un diámetro interior de aproximadamente 5,8 mm (Figura 3). El extremo más estrecho tiene una abertura de forma rectangular con unas dimensiones de 3×2 mm que rodea el peciolo de la reina (la conexión entre el tórax y el abdomen). Por último, ambas aberturas están unidas por un corte longitudinal que permite la extensión, es decir, la expansión del anillo. Para montar el anillo, existen pinzas de plástico especialmente diseñadas (Figura 3c) que algunos apicultores sustituyen por pinzas de laboratorio estándar pero ligeramente adaptadas. Cabe señalar que los productos de anillas disponibles en el mercado difieren en la calidad del material, así como en su fabricación y acabado. Los productos de buena calidad son los más apropiados, sobre todo los que no tienen bordes afilados ni componentes de plástico que puedan dañar físicamente a la reina (Figura 3, (a) flecha).

¡Sacrificar al Barón para coger a la Dama!

La manipulación de la reina y el anillado sólo requieren un breve entrenamiento para un apicultor competente. Las habilidades requeridas son muy similares a las necesarias para el marcado de la reina, en el que una manipulación cuidadosa es esencial para evitar dañar a la reina. Sin embargo, recomendamos dominar la técnica en zánganos o abejas obreras antes de colocar el anillo en el miembro más valioso de la colonia. Utilizando las pinzas suministradas o una versión adaptada de las pinzas de laboratorio, se abre el anillo y, sujetando a la reina por el tórax, se fija alrededor del abdomen por su parte inferior (Figura 4). Antes de soltar las pinzas y cerrar la anilla, hay que tener cuidado de que el peciolo de la reina quede exactamente en la abertura rectangular del extremo más estrecho de la anilla. Por último, una vez cerrada la anilla, un suave movimiento de rotación asegurará que la anilla montada gire libremente y que ninguna otra parte del cuerpo quede presionada o enganchada. Las patas de la reina deben quedar totalmente libres, y las alas deben reposar sobre la superficie exterior de la anilla (Figura 4 y Vídeo en material suplementario).

Cuando llega el momento de «liberar a la reina», el apicultor también debe tener cuidado, sobre todo de no matar o dañar a la reina con las puntas de las pinzas. No obstante, como hemos dicho anteriormente, la técnica debe dominarse con compañeros conocidos, tras lo cual el apicultor cantará «¡Los zánganos salvan a la reina!» (Figura 5).

Prospectiva

En comparación con otros métodos biotécnicos y de interrupción de la cría, el anillado de reinas podría resultar ventajoso para otros aspectos prácticos de la apicultura, además del control de varroa. Asimismo, su aplicación no requiere equipos ni herramientas costosas y es sencilla en cuanto a su aplicación general. En comparación con el método de enjaulado de reinas, los precios de las jaulas para reinas disponibles en el mercado, fabricadas con laterales de excluidor de reinas, pueden variar entre 0,3 y 12 EUR, mientras que el precio de 100 anillas oscila entre 0,5 y 1,2 EUR.

De nuevo, comparado con la jaula para reinas, el anillado es sencillo, más rápido cuando se practica bien y obviamente menos destructivo o pringoso que las técnicas que requieren la instalación de jaulas. Sin embargo, al liberar a la reina de la jaula, el apicultor puede localizarla fácilmente, lo que no ocurre con la técnica de anillado, que requiere una inspección de la colonia. Aun así, la reina puede ser localizada rápidamente por el color brillante del anillo. Por otra parte, puede haber un gran potencial práctico en la «digitalización» de la técnica acoplando un microchip al anillo o simplificando el procedimiento mediante el uso de un anillo digerible o (bio)degradable para evitar el paso de su retirada (Figura 5).

Desde el punto de vista biológico, el anillado de reinas parece tener mejor puntuación de nuevo porque, en contraste con el área de movimiento limitada de la mayoría de los métodos de interrupción de cría, la reina deambula libremente por todo el espacio de la colmena. En tales circunstancias, la reina presumiblemente distribuye sus feromonas para mantener la homeostasis, reflejando las condiciones naturales de la colonia, y, además, también podría estar mejor atendida por la llamada cohorte de abejas. No obstante, la libertad de movimiento dentro de la colmena, que es la principal ventaja de esta técnica, abre una oportunidad para explorar nuevos enfoques relacionados con la interrupción de la cría, particularmente asociados a los métodos de enjaulado invernal, que plantean riesgos debido a la movilidad restringida de la reina. Con el anillado de reinas se supera ese reto, y la reina sigue fácilmente al racimo de invierno, lo que reduce los riesgos potenciales de fallo o eliminación de la reina, incluso tras una prevención prolongada de la puesta de huevos. Esto abre incluso la puerta a la posibilidad de utilizar o mejorar esta técnica para los bancos de reinas.

Como hemos dicho antes, para los apicultores que decidan practicar el anillado de reinas, aparecerán probablemente en el horizonte muchas posibilidades prácticas, que ante todo deberán ser probadas y estudiadas en un entorno o una configuración apícola específicos. Por ello, bajo la coordinación del Instituto de la Abeja de Pekín (IAR, CAAS) y en colaboración con colegas de Croacia, Alemania, Italia y Macedonia, se está llevando a cabo un estudio para evaluar el potencial y los riesgos de aplicar el anillado de reinas como método de interrupción invernal prolongada de la cría para el control de varroa, así como para determinar el consumo de alimento y el desarrollo general de la colonia. Por último, esperamos que el resultado de nuestros estudios sirva de base para combinar los métodos de interrupción estival de la cría, bien conocidos por la comunidad apícola occidental con la interrupción invernal prolongada de la cría como táctica de control de varroa utilizada por algunos apicultores chinos. De esta modo, aportando lo mejor de ambos mundos apícolas, esperamos ofrecer una nueva perspectiva natural y elegante para combatir el ácaro varroa y ofrecer al mercado mundial productos apícolas seguros.

Material complementario

El vídeo del anillamiento de la reina está disponible en la pestaña «Supplemental» de la página online del artículo (https://doi.org/10.1080/0005772X.2023.2263285).

Agradecimientos

Agradecemos a Martin Gabel, Marin Kovačić, Raffaele Dall’Olio, Annely Brandt y Jeremy Groome sus sugerencias para mejorar el artículo.

Declaración

Los autores no han declarado ningún posible conflicto de intereses.

Referencias

Büchler, R., Uzunov, A., Kovačić, M., Prešern, J., Pietropaoli, M., Hatjina, F., Pavlov, B., Charistos, L., Formato, G., Galarza, E., Gerula, D., Gregorc, A., Malagnini, V., Meixner, M., Nedić, N., Puškadija, Z., Rivera-Gomis, J., Rogelj Jenko, M., Smodiš Škerl, M. I., … Nanetti, A. (2020). Summer brood interruption as integrated management strategy for effective Varroa control in Europe. Journal of Apicultural Research, 59(5), 764–773.

2020.1793278. https://doi.org/10.1080/00218839

Chen, S. (2003). A type of honey bee queen oviposition controller. Patent No. CN2585559Y.

Giacomelli, A., Pietropaoli, M., Carvelli, A., Iacoponi, F., & Formato, G. (2016). Combination of thymol treatment (Apiguard®) and caging the queen technique to fight Varroa destructor. Apidologie, 47(4), 606–616. https://doi. org/10.1007/s13592-015-0408-4

Li, Y. (2006). Good results of overwintering using queen oviposition controller, 21. Bee Magazine. [In Chinese].

Lodesani, M., Franceschetti, S., & Dall’Ollio, R. (2019). Evaluation of early spring bio-technical management techniques to control varroosis in Apis mellifera. Apidologie, 50(2), 131–140. https://doi.org/10.1007/ s13592-018-0621-z

Luo, Q. H., Zhou, T., Wang, Q., Dai, P. L., Wu, Y. Y., & Song, H. L. (2011). Identification of Tropilaelaps mites (Acari, Laelapidae) infesting Apis mellifera in China. Apidologie, 42(4), 485–498. https://doi.org/10.1007/s13592-011-0028-6

Maul, V., Klepsch, A., & Assmann-Werthmüller, U. (1988). Das Bannwabenverfahren als Element imkerlicher Betriebsweise bei starkem Befall mit Varroa jacobsoni Oud. Apidologie, 19(2), 139–154. https://doi.org/10.1051/apido:19880204

Uzunov, A., Gabel, M., & Büchler, R. (2023). Summer brood interruption for vital honey bee colonies. ISBN 9781-916612-00-6, Apoidea Press.

Aleksandar Uzunov

State Key Laboratory of Resource Insects, Institute of Apicultural Research, Chinese Academy of Agricultural Sciences, Pekín, China;

Faculty of Agricultural Sciences and Food, Ss. Cyril and Methodius University, Skopje, Macedonia

Correo electrónico: uzunov@fznh.ukim.edu.mk

http://orcid.org/0000-0003-1240-868X

Chao Chen

State Key Laboratory of Resource Insects, Institute of Apicultural Research, Chinese Academy of Agricultural Sciences, Pekín, China

http://orcid.org/0000-0002-9582-1105

Deja un comentario